Como lavar los Edredones

como lavar los edredones

Cuando inviertas en ropa de cama suave y cómoda, como un edredón, querrás mantenerla limpia y en la mejor condición que te sea posible. Cuidar y lavar tu edredón es muy diferente a lavar cobijas y sábanas comunes y usar técnicas de lavado específicas para edredones te ayudará a mantenerlo en la mejor condición posible por muchos años.

Preparar el edredón para lavarlo

Quita la funda del edredón. Si tu edredón tiene una funda, quítala y lávala por separado. Por lo general, la funda se puede lavar y secar en un lavarropas y en una secadora de capacidad normal. Asegúrate de leer las instrucciones que figuran en la etiqueta de la funda de tu edredón. No laves el edredón con la funda puesta.

Asegúrate de que tu edredón se pueda lavar en la lavadora

Antes de decidirte a lavar tu edredón cerciórate de que no tenga que ser lavado en seco. Por lo general, si el edredón está confeccionado con una tela de algodón o de mezcla de algodón, podrás lavarlo en la lavadora. Sin embargo, a fin de asegurarte de no arruinarlo accidentalmente, lee las instrucciones de lavado que figuran en la etiqueta del edredón.

Repara cualquier costura abierta y los agujeros

Antes de lavar el edredón, querrás coser los agujeros y roturas. Reparar estos agujeros evitará que el relleno del edredón se salga durante los ciclos de lavado y secado. .

Lee las instrucciones de lavado que figuran en la etiqueta de tu edredón

Ten en cuenta que el edredón podría no tener una etiqueta que contenga las instrucciones de lavado pero, si la tiene, querrás seguir las direcciones del fabricante para lavarlo y secarlo.[2] El dibujo de una tina o cubeta te dirá si el artículo puede lavarse. El número que figura en el interior de la tina es la temperatura máxima. Una mano en el interior de la misma significa que el artículo solo puede ser lavado a mano.[3] Un cuadrado con un círculo en su interior representa a la secadora. Los puntos en el interior de este símbolo corresponden a la temperatura de la secadora. Menos puntos indican temperaturas más bajas y más puntos o puntos más grandes indican que se pueden usar temperaturas más altas durante el secado. Una «X» cruzando el cuadrado indica que debes secar el artículo en el tendedero, ya que no soporta la secadora.[4].

Remoja tu edredón

Si el edredón está especialmente sucio, tal vez quieras considerar la posibilidad de remojarlo antes de lavarlo. Remoja tu edredón en una tina, fregadero u otro contenedor que sea lo suficientemente grande como para acomodarlo. Los tratamientos de remojo, como el bórax, también ayudan a aumentar el poder de limpieza de tu detergente.[5] Tu tina es una gran opción para remojar tu edredón. Asegúrate de que la tina esté limpia, llénala con agua y añade una pequeña cantidad de bórax o de otro tratamiento de prelavado. Remoja el edredón por una hora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *